¡Comprobado! Los hijos menores somos ‘la oveja negra’ y rebelde de la familia

¡Comprobado! Los hijos menores somos ‘la oveja negra’ y rebelde de la familia

¡Comprobado! Los hijos menores somos ‘la oveja negra’ y rebelde de la familia

¡Comprobado! El hijo menor es la oveja rebelde de la familia

Cuando tienes tu primer hijo, miles de ideas, claves de educación y sentimientos suelen rodearte conforme a lo que quieres lograr para su futuro, pero cuando llega el segundo la revolución se apodera de tu hogar.

Son muchas las razones que te hacen pensar que el segundo hijo es más conflictivo que el primero. Ahora, por si te quedaban dudas, la ciencia deja claro por qué son ellos quienes suelen sacarte canas verdes, por rebeldes y traviesos.

La ciencia dice que el hijo menor es más adorable

bebés

Según el estudio realizado en la Universidad de Pensilvania, los primogénitos suelen ser más dóciles, responsables e intentan complacer un poco más a sus padres, pero los hermanos menores se dan la libertad de ser más independientes y rebeldes, y suelen ser más adorables, ocurrentes y tiernos, además que se toman las cosas a la ligera.

El orden de los factores sí afecta a la personalidad

niñas leyendo un libro

Los investigadores dicen que el orden de nacimiento importa e influye al momento de desarrollar la personalidad de un niño.

Con el primer hijo: somos novatas, todo es nuevo, recibe toda nuestra atención, mimos, cuidados, miedos, equivocaciones… También somos más exigentes con el primero, más firmes y estrictas.

Con el segundo hijo: nos relajamos, ya sabemos que con 37.5º C de fiebre no hay que ir a urgencias o que no pasa nada si se cae en el parque. Tenemos más hijos y más trabajo por lo que seguimos exigiendo más al primero, mientras que el segundo se “salva” de muchas normas y tareas.

Además de adorable, el hijo menor es un rebelde sin causa

niños jugando en el bosque

La manera de educar al segundo hijo provoca que sea:

Más rebelde: para llamar la atención sobre su hermano mayor, demandando de esta forma su propio espacio.

Más consentido: se le considera más pequeño durante más tiempo, mientra que el mayor madura antes para asumir la tarea de cuidar a sus hermanos.

Menos disciplinado: al hijo mayor se le exige más que al menor, por lo tanto este último se libra de ciertos castigos.

Todo depende de tu amor

madre e hijos

En cualquier caso, y pese a todas las teorías o libros escritos sobre el orden del nacimiento y sus efectos, el segundo hijo no siempre será el más rebelde o desobediente, todo depende de la atención, el cariño y esfuerzo que pongas sobre su educación.

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 650px;}