9 Mujeres comediantes que dominan el ‘Stand Up’; ¡no debes perderte sus rutinas!

9 Mujeres comediantes que dominan el ‘Stand Up’; ¡no debes perderte sus rutinas!

9 Mujeres comediantes que dominan el ‘Stand Up’; ¡no debes perderte sus rutinas!

9 Mujeres comediantes para carcajearte desde tu casa

El stand up comedy o comedia en vivo es una forma de interpretación sobre el escenario en la que un comediante desarrolla un hilo de ideas y somete a situaciones divertidas, a veces hasta incómodas, al público que paga por ver su monólogos. En Estados Unidos y Latinoamérica la comedia en vivo ha recobrado relevancia y cada vez son más las chicas que se unen a una nueva ola de mujeres capaces de hacerte carcajear desde tu asiento o en la comodidad de tu casa, disfrutando sus especiales en plataformas como Netflix.

Quizá algunos hombres digan que las mujeres no son graciosas, pero creemos que es una idea exagerada, porque de ser así estas chicas estarían en la ruina y no serían dueñas de los mejores chistes femeninos si no fuera por su ingenio. Aquí tienes las nueve que más nos hacen reír.

1. Iliza Shlesinger

Sabemos todo lo que les gusta (a los hombres), hacemos nuestras investigaciones, por eso me refiero a que los stalkeamos. Sé cuál es tu comida favorita, sé dónde te gusta vacacionar, sé que tu equipo favorito es… los vaqueros. Dicen que los hombres son cazadores y las mujeres recolectoras, pero las mujeres recolectamos información de ustedes y luego LOS CAZAMOS.

2. Sofía Niño de Rivera

Es genial tener un hermano gemelo, lo malo es que cuando creces la gente se la vive preguntándote algo superestúpido como: ‘¿es cierto que están conectados, que él siente lo que tú sientes y así?’… ¡No inventen! Imaginen que mi hermano esté sintiendo lo que yo estoy sintiendo ahorita que son unas ganas inmensas de ir al retrete.

3. DeAnne Smith

Los hombres heterosexuales deberían elevar su juego de conquista. La chica con la que salgo ahora solo había salido con hombres antes de estar conmigo y es estúpidamente fácil de impresionar, es ridículo… Solo le demuestras un poco de decencia humana básica y prácticamente se vuelve loca por mí.

4. Natalia Valdebenito

Las mamás se pasan un mes organizando una salida y dónde dejarán a sus hijos. No nos juzguemos, pero ¿es una buena idea de tener hijos? Yo no tengo ganas de tenerlos y la gente me lo pregunta como si fuese una buena idea. Me dicen: ‘es que si supieras el amor que se vive por ellos así de profundo, en carne propia…’ y se queda dormida, la pobre.

5. Ali Wong

Como podrán ver, soy algo raro: una mujer comediante embarazada. Y saben que es algo raro porque las comediantes no se embarazan. No lo hacen, piensen en una. Una vez que se embarazan, desaparecen. Sin embargo, si fuera un hombre, todo sería diferente: un día después del parto él estaría arriba del escenario, quejándose de lo asquerosos que son los bebés, mientras un montón de padres basura se ríen diciendo: ‘esto es muy gracioso’, y su fama crece. Por otro lado, la mamá se está en casa rebanándose los pezones para alimentar al maldito bebé, ella está ocupada.

6. Jani Dueñas

Yo entiendo a los hombres cuando dicen que no entienden a las mujeres porque yo tampoco nos entiendo. Piénselo, para nosotras estar con nosotras mismas es como platicar con un chino mandarín sordomudo abajo del agua.

7. Malena Pichot

Me duele la gente con estupidez compleja. Por ejemplo, cuando hablas con un antiabortista y eventualmente llega al mismo comentario de: ‘¿te hubiera gustado que tu mamá te abortara?’. Ufff, no, es dolor, dolor profundo. Ese es uno de los miedos de un estúpido complejo: el miedo a no haber nacido. Gente que nació, gente que realmente existe, pero tiene miedo de no haber nacido.

8. Alexis de Anda

Lo más mágico de todo son estas venas verdes y azules que te empiezan a salir en las pantorrillas. Como magia, un día no están y al otro aparecen: ¡un dragón a medio morir en mi pantorrilla, qué padre! ¿Fui a la cárcel anoche y no me acuerdo? Es como convertirse en la Sailor Moon de la vejez.

9. Mónica Escobedo

Starbucks es el palacio de la payasada, a mitad del día te acabaste tu café, pero lo rellenas porque el vaso te costó 100 pesos. Pero me da coraje porque cuando estás en tu casa nadie te está viendo, no hay por qué pretender nada, no hay ningún hipster cerca; si te estás muriendo de hambre y solo hay una salchicha con la mitad reseca y la otra rosita, ¡te la tragas!

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 650px;}